Inician las obras de la calle 8 con cuatro meses de retraso

    0

    Se anunció que las obras comenzarían en mes de mayo y llegan con el inicio de curso

    La apertura de la calle 8, para favorecer la movilidad en la zona del instituto de La Canyada y evitar colapsos, es una reivindicación que los vecinos llevan reclamando desde que se abrió el centro escolar. Tras cuatro meses de retraso, desde que se anunciaron las obras, el 15 de septiembre comenzaron las obras que salvarán el gran desnivel de cuatro metros que hay y permitirán un nuevo acceso hasta el IES.

    La Sociedad Urbanística Municipal (SUMPA) tenía las obras contratadas desde principios de mayo y el equipo de gobierno anunció que las obras comenzarían entonces para estar acabadas al inicio del presente curso escolar. Sin embargo, se han retrasado y ha sido con el inicio de las clases cuando han comenzado las obras.
    Fuentes municipales explican que el retraso se ha debido fundamentalmente al cambio de empresa que ejecutará las obras. En un principio estaba previsto que la empresa Bertolín ejecutara las obras por un coste de 50.000 euros, pero finalmente lo hará la empresa que se encargó de la obra del Barranco Barato, Eiffaje, sin coste para el Ayuntamiento, pues la adecuación de la calle 8 se incluirá en mejoras de urbanización en La Canyada que incluía el contrato de las obras de canalización del barranco, actuación financiada por el Gobierno Central.

    Las trabajos iniciados suponen actuaciones de movimiento y compactación de tierras así como asfaltado y señalización viaria y el Ayuntamiento espera poder abrir la calle a la circulación a principios de octubre.

    La actuación supondrá la reorganización del tráfico en la zona, ya que la calle 7 pasará a ser de sentido acceso al instituto mientras que la calle 8 soportará el tráfico de salida. De este modo se garantiza una mejor movilidad en el entorno y reducir las molestias que causaba a los vecinos.

    El alcalde de Paterna, Lorenzo Agustí, visitó la zona de la actuación para hablar con los vecinos de la zona y agradecerles la paciencia demostrada por soportar todo el tráfico de acceso y salida de los alumnos por la calle 7.

    La construcción del Instituto de La Canyada se realizó sobre una parcela de suelo que no estaba urbanizada y por tanto hasta la construcción del centro educativo las calles 7 y 8 finalizaban en suelo de uso agrícola.

    Con la construcción del centro se urbanizó únicamente la calle 7, que ha absorbido todo el tráfico hasta que se pueda abrir la paralela calle 8. Esta vía quedó fuera del proyecto de urbanización inicial y presentaba problemas de ejecución al estar 4 metros por encima de las calles que bordean el instituto.

    ACERA EN LA CALLE 7
    Las reivindicaciones de la asociación vecinal y de los padres de los alumnos del centro han girado en torno a la adecuación de la calle 8 y las medidas reguladoras del tráfico. De hecho, algunos vecinos colocaron carteles en señal de protesta en las puertas de sus viviendas.
    Igualmente, padres de los alumnos del centro han reclamado el asfaltado de la acera de la calle 7 para evitar que los alumnos anden por la calzada.

    Deja un comentario