Los populares denuncian que el retraso en la contratación de obras de la piscina municipal obliga a destinar su presupuesto al pago de deuda

0
Piscina de Verano Municipal de Paterna
Piscina de Verano Municipal de Paterna

El Grupo Municipal Popular pone de manifiesto que la desidia y lentitud del gobierno municipal a la hora de contratar actuaciones anunciadas a bombo y platillo hace ya más de un año, como es el caso de la rehabilitación de la piscina municipal, no sólo supone un problema para los paterneros que no podrán usar esas instalaciones sino que además pone en riesgo el equilibrio económico financiero del Ayuntamiento.

El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, anunció públicamente el 18 de noviembre de 2015 que invertiría 1,7 millones de euros en la remodelación de la piscina para mejorar su accesibilidad, cantidad que ya ha ascendido a 2.072.000 euros según los pliegos de contratación. Para sufragar su elevado coste la actuación fue catalogada como IFS 2016, a fin de que pudiera ser ejecutada haciendo uso del superávit acumulado en el ejercido 2015. Sin embargo, tal y como advirtió el Interventor Municipal “las IFS, financiadas con superávit, deben disponerse con anterioridad a 1 de enero y ejecutarse hasta finales de 2017”. A fecha de hoy la obra no sólo no está en ejecución, sino que no está contratada. Este hecho ha provocado que las obras de remodelación de la piscina municipal “han perdido su consideración de IFS 2016, lo que obliga a financiarla por incorporación de crédito financiado con remanente de tesorería”, tal y como advierte también el Interventor Municipal en sus informes.


Este hecho compromete seriamente el gasto previsto para esa actuación, ya que atendiendo a la Ley 48/2015 PGE” 2016 “persiste la obligación de destinar a deuda el disponible de las actuaciones no adjudicadas a 31 de diciembre de 2016”, como es el caso de las obras de la piscina. Desde el Grupo Municipal Popular se lamenta que “los que decían que no querían pagar a los bancos, por causa de su lentitud, desidia e ineficacia deberán destinar el dinero comprometido para las obras de la piscina al pago de deuda, y luego gastar otros dos millones de euros de todos los paterneros para ejecutar unas obras que deberían haberse pagado con el superávit de 2015”.

Los populares ya advirtieron hace un año que “el gobierno socialista, ahora gobierno tripartito, se ha dormido a la hora de programar y ejecutar actuaciones”. Para los populares “ya es grave que la piscina municipal vaya a estar cerrada por segundo verano consecutivo, pero además resulta lamentable que se vaya cambiando sobre la marcha el modo en que se sufragan las obras porque el gobierno es incapaz de hacer sus deberes y presentarlos a tiempo”.

No hay comentarios

Deja un comentario