Paterna ultima la ejecución de los trabajos de clareo de la zona de La Vallesa quemada en 1994

0
Una de las zonas en las que se realizará el clareo
Una de las zonas en las que se realizará el clareo

El Ayuntamiento de Paterna, a través del Área de Medio Ambiente, está ultimando la contratación y ejecución de los trabajos de clareo de arbolado y matorral en la zona de La Vallesa afectada por el incendio de agosto de 1994 y a los que el equipo de gobierno socialista destinará 115.000 euros procedentes del Fondo para la conservación y mejora de los espacios forestales de Paterna al que aportan dinero las compañías eléctricas que realizan trabajos de mantenimiento bajo los tendidos eléctricos en suelo forestal, como es el caso de Red Eléctrica.

Así lo ha anunciado hoy la concejal de Medio Ambiente, Núria Campos, que ha destacado la importancia medioambiental  de esta actuación correctiva ya que “disminuirá la densidad y continuidad vertical y horizontal de la vegetación mediante el desbroce del matorral y, en consecuencia, reducirá la elevada carga de fuego y el riesgo de incendio que contiene la masa forestal de esa zona, minimizará la propagación de incendios y facilitará su rápida extinción”.  

Del mismo modo, Campos ha indicado que estos trabajos, que comenzarán el mes que viene, “también favorecerán el crecimiento de los árboles y la diversidad de especies en la zona, potenciarán el desarrollo natural de la pinada y contribuirán a preservar las especies vegetales singulares y protegidas”.


“Estamos ante una actuación histórica, puesto que es la primera que se interviene en esta zona desde que se produjo el incendio, ya que – como ha recordado la concejal – hasta ahora tan sólo se habían realizado pequeños trabajos sobre una 1 hectárea de terreno en colaboración con la Brigada del Parque Natural y la Coordinadora  en Defensa de los Bosques del Túria”.

Las esperadas labores de clareo se desarrollarán sobre una superficie de 45 hectáreas que, actualmente, contiene masa forestal compacta, con especies arbóreas subdesarrolladas que han crecido de forma densa y abigarrada, con poca biodiversidad de especies vegetales, pero con una importante carga de fuego que representa un  elevado riesgo de incendio.

Entre las actuaciones previstas figuran el desbroce, los clareos, la poda (refaldeo) de árboles remanentes y la trituración de los residuos generados e incorporación  al suelo, unos trabajos para los que se seguirán unos criterios generales de actuación consistentes en el desbroce selectivo de matorral, eliminando el estrato arbustivo de mayor inflamabilidad y respetando las especies protegidas y singulares, la aclaración de la masa arbolada, actuando sobre el matorral más combustible y el arbolado de menos diámetro.

No hay comentarios

Deja un comentario