016, ¡llamen!

    0

    Ayer se celebró el Día Internacional contra la violencia de género, a veces la palabra “celebración” se hace tristemente cínica. Ayer se volvió a manifestar por toda la geografía la rabia, el dolor, y lo que es peor: la impotencia. 

    En el momento de escribir esta columna no tengo en mis manos las cifras oficiales pero sé que son más de 100.000 las mujeres que de alguna u otra manera han sido o se han sentido amenazadas y que ocho de cada diez de esas mujeres no denuncian. El mismo miedo les impide hacerlo. Llamen al 016, atrévanse, sólo es una llamada. Es posible que les tiemble el alma, pero llamen.

    Pero no son las cifras lo único que hay que tener en cuenta sino que lo que más alarma es que sigan habiendo “bestias” capaces de todo por celos, machismo, educación agradablemente heredada, o porque “para huevos los míos” y “la maté porque era mía”. Pero también alarma que más de una mujer aguante por los hijos o por la educación desagradablemente asumida. Miren ustedes, a las primeras les digo que peor estarán sus hijos con una madre muerta y a las segundas les aviso que de seguir la cadena educacional un día, no muy lejano, pueden ser sus hijas las víctimas.

    Llamen.

    Deja un comentario