Agustí defiende en el pleno extraordinario que las talas en la Vallesa se ajustan a la legalidad

    0

    La polémica por las talas en la Vallesa llegó al pleno municipal extraordinario que se celebró ayer. El encuentro era muy esperado por colectivos sociales y oposición, que esperaban las explicaciones del alcalde para saber si la compañía eléctrica se habían excedido en sus trabajos, si la licencia se había ajustado a la legalidad o si se había revisado el proceso correctamente. El alcalde, Lorenzo Agustí, defendió que la concesión de la licencia se había ajustado a derecho y presentó varios informes de los técnicos municipales que avalaban la actuación del concejal de Medio Ambiente.

    El primer edil presentó  los informes aportados por el asesor letrado del Ayuntamiento, el Jefe de Edificación y Usos, el Ingeniero Municipal y la Secretaria General con el objetivo de aclarar la legalidad de las actuaciones realizadas. Igualmente, el alcalde defendió que durante las talas se había revisado pormenorizadamente las actuaciones de Iberdrola y que había un informe que lo detallaba día por día, aunque la oposición había manifestado lo contrario.

    “Las condiciones se han cumplido por las empresas en todos los casos y no se desprende de los informes que el Ayuntamiento haya actuado mal concediendo la licencia. El seguimiento se ha hecho y si no reforestan, se les sancionará”, manifestó Agustí.
     
    POSIBLES CAMBIOS EN LA ORDENANZA
     
    El resultado más positivo del debate fue la aceptación por parte de Agustí a estudiar la modificación de la normativa para endurecer las condiciones para que se puedan realizar talas en la Vallesa
     
    Recogiendo algunas de las aportaciones realizadas por el grupo ‘Compromís per Paterna’, el alcalde se mostró abierto a la posibilidad de llevar a cabo las pertinentes modificaciones de las ordenanzas municipales para endurecer aún más la realización de trabajos bajo los tendidos eléctricos, siempre con el consenso de todos los grupos políticos y de los colectivos sociales implicados.
     
    La concejala de Compromís, Cristina Domingo, hizo hincapié en que el problema de las talas en la Vallesa no acabará hasta que se trasladen las líneas eléctricas. Una propuesta que, según recordó la concejala, habían apoyado tanto Agustí, como el entonces conseller de Medio Ambiente González Pons. Y añadío que a pesar de la buena voluntad que se pudiera tener a partir de ahora para cambiar la ordenanza del arbolado, ahora hay “un bosque cortado y mutilado”.
     
    Durante el debate, la concejala socialista, Carme Ferrer, cuestionó que algunos informes se habían hecho de forma inadecuada, basándose en notas de prensa y que las compañías eléctricas debían a Paterna más de 3.900 árboles si cumplían con la obligación de reforestar.
     
    Tras algunas intervenciones que cuestionaron la actuación del concejal de Medio Ambiente, Ignacio Gabarda quiso dejar claro que no había recibido presiones de nadie y que las talas y la supervisión se había hecho con todas las garantías.
     
    MANIFESTACIÓN
     
    Varias decenas de vecinos acudieron a la sesión con sus pegatinas de ‘No a la tala’ y la Junta de Barrio de La Canyada desplegó una pancarta en contra de que se corten los árboles.
     
    La oposición recalcó la falta de información a la mesa de talas y tanto Cristina Domingo como Carme Ferrer reprocharon al equipo de gobierno que en el pleno de investidura se colocaron la pegatina de no a la tala, pero ahora habían cambiado de rumbo y no lo hacían.

    Deja un comentario