Aprobado el inicio del cambio del PGOU que podría recalificar entre 344 y 366 hectáreas

1

Agustí justifica la modificación del modelo de ciudad para fomentar las inversiones, mientras que la oposición lo considera un "pelotazo urbanístico"

Paterna ha iniciado los trámites para modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que se aprobó en 1990. El objetivo del cambio del plan es sentar las bases del modelo de ciudad del futuro y supondrá la recalificación de entre 344 y 366 hectáreas, aunque llega condicionado por la llegada de un centro comercial que estará financiado por un grupo inversor inglés y se situará frente al centro comercial y de ocio Heron City.

En el pleno municipal del pasado viernes, donde se aprobó el inicio de las gestiones, el alcalde defendió la necesidad de revisar el PGOU para conseguir la reactivación económica del municipio y atraer nuevas inversiones, ya que los terrenos donde se ubicaría el futuro complejo son rústicos y requieren una recalificación.

El primer paso para la modificación del Plan General, que es un instrumento mediante el que se determina el valor del suelo y si se puede o no construir en él, ha sido la aprobación del Documento Inicial para la Evaluación Ambiental Estratégica del Plan General de Ordenación Urbana de Paterna, que ha salido adelante con los votos del Partido Popular, pero con el rechazo de la oposición PSOE, EU y Compromís, que consideran la actuación un pelotazo urbanístico.

Este documento, encargado desde la Agencia Municipal de Inversiones, es el primer análisis del término municipal de cara a evaluar futuras zonas para el crecimiento urbano del municipio. El alcalde de Paterna, Lorenzo Agustí, destacó que el actual PGOU se aprobó en 1990 y es necesario iniciar los trabajos del nuevo PGOU que prevea el desarrollo de Paterna para los próximos 20 o 25 años.

TRES OPCIONES

La Evaluación Ambiental Estratégica del PGOU ha propuesto tres alternativas posibles respecto al futuro modelo territorial de Paterna. La alternativa 0 supone mantener el planeamiento urbanístico vigente conforme a lo aprobado en 1990. La alternativa 1 propone el desarrollo de 366 hectáreas, de las cueles 282 se destinarían a uso residencial y/o terciario. La alternativa 2 abarca 344 hectáreas de las que 217 serían para uso residencial y/o terciario.

De cada alternativa se evalúan los aspectos favorables y desfavorables de cara a conseguir un modelo territorial "que permita conjugar la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos con equilibrio entre espacios públicos y zonas verdes", según indican fuentes municipales. Igualmente se tienen en cuenta posibles espacios para uso educativo y según el alcalde se trata de suelo universitario. “Pública o privada, no tengo ningún inconveniente”, señaló Agustí.

Además de mostrar su oposición a la forma como se va a modificar el PGOU, la oposición también lamentó la “forma como se convocó el pleno extraordinario”, ya que aseguraron haberse enterado por la prensa y consideraron que el tema no era de tanta urgencia. Agustí defendió la convocatoria de un Pleno Extraordinario para no perder ni un minuto. No perderemos tiempo, esta tramitación va a necesitar meses de trabajo y multitud de informes, por lo que se convocarán cuantos plenos extraordinarios sean necesarios para agilizar la tramitación todo lo posible”, indicó. A las críticas de la oposición, que consideró innecesaria la urgencia de la tramitación, el primer edil contestó: “Así va España" y subrayó la necesidad de no dejar pasar oportunidades que posibiliten la llegada de una inyección económica que reactive los sistemas productivos en Paterna.

El alcalde de Paterna, Lorenzo Agustí, lamentó el rechazo de la oposición, a la que catalogó de poco constructiva y les pidió “responsabilidad, pues estamos hablando de ordenar el territorio de forma que podamos implantar nuevas empresas y superficies comerciales que inviertan y generen puestos de trabajo para los paterneros en un momento muy delicado con miles de desempleados”.

Por su parte, la oposición también dio sus razones para el rechazo. Desde el grupo socialista, su portavoz, Juan Antonio Sagredo, criticó que se quisiera salir de la crisis causada por el ladrillo "con más ladrillo", se cuestionó los criterios que se han seguido para hacer las tres propuestas para el cambio del PGOU y criticó la recalificación "de un plumazo del 6% del municipio". "Es una aberración", manifestó.

La portavoz de Compromís, Loles Ripoll, destacó que “los fuegos de artificio, en época preelectoral y de crisis, se pagan caros. Y la ciudadanía de Paterna no tiene por qué pagar los errores del alcalde y los delirios urbanísticos al servicio del gran capital, con esta intentona que tiene toda la pinta de ser ‘un pelotazo urbanístico’”.

El representante de EU, Javier Parra, se mostró convencido que si llega la nueva multinacional supondrá una disminución del empleo en los comercios del casco urbano. "Valencia ya es la zona de España con más centros comerciales y la gente tiene menos dinero para gastar. Si se lo gasta en el gran comercio, se lo quita al pequeño", recalcó Parra.

• Los socialistas, satisfechos con el anuncio de la inversión británica, pero piden cautela

• Compromís califica de "carcasa electoral" el anuncio de la construcción del centro comercial

• Parra sentencia que si se crean 4.000 empleos se destruirán 10.000 del comercio tradicional

1 Comentario

Deja un comentario