Arqueología hace inventario de más de un millar de piezas y herramientas de la alfarería del artesano Paco Giner

0

El Servicio de Arqueología del Ayuntamiento de Paterna está realizando el inventariado de más de un millar de piezas, herramientas y maquinaria que permanecen en la antigua alfarería del artesano Paco Giner. 

Este edificio que se halla en fase de estudio para su consideración de Bien de Relevancia Local, fue adquirido por el Ayuntamiento en 2008 con el objetivo de proteger un patrimonio que encierra la esencia de la tradición alfarera medieval. La Alfarería de Paco Giner es un edificio compuesto por una cueva residencia y taller que conserva los espacios originales y maquinaria utilizados para la elaboración de las piezas de arcilla de forma totalmente artesanal, con salas diferenciadas para la confección, secado y almacenamiento, así como cuatro hornos entre los cuales destaca el impresionante horno moruno de 12 metros cuadrados y 5 de altura.
 
El Ayuntamiento de Paterna, en colaboración con el Servef, ha puesto en marcha el Taller de Ocupación “Rehabilitación de la cueva de la Alfarería” que ha permitido la contratación de 24 alumnos y tres monitores. La primera fase del proyecto está consistiendo precisamente en hacer inventario de todas las piezas que se encuentran en el edificio, antes de proceder a la actuación sobre el propio conjunto. El Servicio de Arqueología está desarrollando un trabajo minucioso, pieza a pieza. Si bien las que conforman la colección particular del artesano pudieran considerarse las de mayor valor, algunas de ellas reconocidas con premios en concursos de artesanía, se está procediendo a catalogar todos y cada uno de los elementos dándoles idéntico tratamiento. Se trata de centenares de piezas como ‘socarrats’, platos, escudillas, botes de farmacia, jarros, imitación de piezas íberas y ánforas romanas, remates de tejados, maceteros, urnas funerarias o creaciones artísticas propias. Algunas están acabadas pero otras se encuentran en el primer estadio de elaboración, recién sacadas del torno, mientras que varias  han recibido ya distintas fases de cocción o el tratamiento de esmaltado. Todas las piezas pasan por un proceso de limpieza y almacenamiento, fotografiado y descripción de sus características para confeccionar la ficha permanente con los datos particulares de cada una.
 
Pero si es importante la colección de piezas del autor, no menos valioso se considera el conjunto de  herramientas y maquinaria que existe en la Alfarería. Desde el Servicio de Arqueología destacan que “se trata de un ejemplo valiosísimo de taller artesano con un valor etnológico incontestable”. Junto a los distintos hornos, moruno, de tipo vertical y eléctricos se pretende poner en valor los tornos, modeladoras, trituradora, macetera, galletera, amasadora, etc; herramientas y utensilios que han servido a dos generaciones de artesanos desde principios del siglo XX. El proceso de restauración debe ser tan meticuloso que se ha propuesto respetar incluso las manchas de arcilla que han quedado en las paredes, junto a las distintas máquinas, siendo propias del proceso de elaboración artesanal.     
 
La concejala de Cultura y Patrimonio, Elena Martínez, ha destacado el valor del conjunto que compone la alfarería pues “tiene para Paterna un valor histórico, patrimonial e incluso sentimental incalculable, de modo particular porque se trata del legado de un artesano de la talla de Paco Giner y también por ser el único ejemplo que nos queda de una industria que dio nombre a Paterna en todo el mundo”.
 

Deja un comentario