lunes,26,octubre,2020

Lo que dura dura

Desamparo

0

 

En realidad lo que quería hoy es hablar de los problemas de transporte público que se vienen sucediendo en cascada como consecuencia de la crisis, dicen.
Quería recordar que tras la mejora del Plan 2010, la empresa pública de la Generalitat, FGV, mejoró sustancialmente las frecuencias de paso de los metros  suprimiendo los intervalos de 45 minutos!!!. que afectaban a algunos de nuestros barrios.

 

En realidad hubo otras mejoras: nuevas unidades, mejoras técnicas en las instalaciones, etc.
Una cierta bonanza que hizo que el movimiento ciudadano “Plataforma 15 minutos” casi desapareciera en un estado de hibernación de la que ha tenido que salir abruptamente por el retroceso en horarios que acaba de implantar FGV.
Hoy quería decir que no se entiende qué ahorro sustancial se consigue parando los trenes que hay comprados y que son conducidos por maquinistas que ya están contratados, por lo que funcionan a pleno rendimiento a otras horas. ¿Será por el ahorro de luz?. Poca cosa parece.
Hoy quería decir que la supresión de servicios en horas punta, a mediodía y por la tarde, complica mucho la existencia de ciudadanos  que van o vienen de sus trabajos o de las universidades, o simplemente de compras.
Muchos han tenido que cambiar sus horarios para poder establecer sus combinaciones de transporte, otros han sucumbido a la tentación de utilizar el vehículo privado, ¡hombre ahora que suben los precios de los carburantes!.
También podría entonar un responso por la supresión de las líneas de autobús municipal o por llegada del tranvía al barrio de Alborgí, convertida, por arte de magia, en un aulario incompleto en otro barrio.
¿Podremos alcanzar la prometida reducción del 20% en emisión de gases de efecto invernadero tal y como se comprometió nuestro alcalde?, difícil.
Difícil por la reducción de transporte público a la que asistimos y que no es compensada por las loables iniciativas puestas en marcha del “coche compartido” y de las bicicletas de alquiler subvencionado.
¿Será por nuestro individualismo a la hora de rentabilizar nuestros vehículos?, ¿Será porque tenemos unos núcleos de población y polígonos, desconectados por carril-bici?, o ¿será porque nuestro término se caracteriza por zonas con fuertes desniveles que desincentivan el uso placentero de la bici?.
Pero la crisis está ahí, va castigando a distintos sectores, a distintas situaciones, a distintas personas., Podemos hablar de porcentajes de desempleo y del éxito o fracaso, más bien lo segundo, de las políticas puestas en marcha para paliarlo, pero hoy me acuerdo del desamparo de quienes van cada día al paro y de la impotencia que siento. Hoy otra cara que conozco ha caído y me acuerdo mucho. Amparo para todos y fuerza! que del metro ya hablaremos otro día (es un decir).
 

Un quince por ciento es razonable, dicen

0

Eso decía el concejal de Hacienda, Manuel Palma, al referirse a la tasa de desempleo en Paterna. – Es razonable, dijo, comparada con el paro a nivel estatal-, y decía bien.

 

Aunque un momento después su predecesora, Sara Álvaro, que en ese pleno estaba de alcaldesa accidental, “empeoraba” el porcentaje afirmando que la cifra oficial de diciembre era del 16,03, un poco más alta que la del mes anterior y la de enero aún será peor.

En total son más de 7.593 los vecinos que no encuentran empleo, lo que en una ciudad de sesenta y cinco mil podría parecer una cifra “razonable” punto arriba, punto abajo, sobre todo si la comparamos con la “animalá” de la cifra a nivel estatal.

Claro que el mismo ayuntamiento se ha convertido en un elemento incrementador de las cifras del paro por los despidos y amortizaciones recientemente efectuadas como consecuencia del último presupuesto aprobado que ha cargando el ajuste económico sobre el empleo municipal y sobre los contribuyentes, Vd. y yo, mediante el sistema de subirnos la contribución y otras lindezas. Y mi calle por barrer…

Y no será porque no hayan intentado crear empleo firmando convenios, creando servicios de orientación, sinergias con otras ciudades europeas, incentivando la creación de pequeñas empresas o subvencionando la seguridad social por nuevas contrataciones. Ni flores, el desempleo sigue creciendo y ahora peor, porque esa batería de medidas bienintencionadas está en cuestión o se han recortado.

Llegarán a tiempo inversores suecos o británicos o…chinos que nos solucionen el problema con sus rimbombantes anuncios de creación de empleo?

Muchos ya no nos lo creemos, primero porque el empleo lo necesitamos ahora mismo, ya, de manera urgente, no dentro de tres cuatro o cinco años, mientras nuestros polígonos industriales y de negocios se vacían de empresas y de trabajadores.

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Paterna afirma que “los polígonos industriales de Paterna  registran 72.300 desplazamientos diarios (ida y vuelta) pero que solo 10.600 son realizados por residentes en Paterna.

Por eso concluye que Paterna, con 65.000 habitantes “funciona” como si tuviera 90.000 con los retos de movilidad que ello supone ya que más del 45% los desplazamientos tiene origen o destino Valencia”.

Ello indica que el aumento significativo del suelo terciario de Paterna ha influido poco en el incremento del empleo local. O por decirlo de otro modo, que el incremento histórico del suelo industrial de Paterna ha servido para crear empleo en Paterna pero también en la capital y en otras poblaciones limítrofes. Lo cual está muy bien pero no soluciona nuestros problemas más acuciantes.

El presidente Rajoy viene diciendo que crear empleo es lo primero, pero por lo que vamos viendo…y temiendo: quien más te quiere, te hará llorar. Ay!

¿Tenéis algún plan?

0

En octubre pasado el alcalde presentó “urbi et orbi” el documento que inicia el proceso  denominado “evaluación ambiental del plan general de Paterna” que es la máxima norma urbanística que define la construcción de futuras zonas de viviendas, de polígonos, carreteras, etc.
Por lo tanto se trata de un documento importantísimo porque define qué municipio tendremos en el futuro y por eso se redacta con muchas garantías dentro de un largo proceso.

En realidad se trata de un documento contratado a una empresa externa que entra directamente a definir “por dónde” deberían ir las recalificaciones de terrenos que ampara todo plan general.
No es una propuesta firme del ayuntamiento sobre “cuál” debe ser el futuro plan general a tramitar, pero apunta muy concretamente qué zonas de suelo rústico se deben  incluir y para qué usos.
Que esté hecho por una consultora externa y se presentase primero a la prensa y luego a los partidos de la oposición para ser aprobado en un pleno urgente y extraordinario, es algo que ha levantado suspicacias, ¿por qué tanto secretismo y tanta prisa de última hora?. No sé.
Lo que sí sé es que esos terrenos rústicos de los antiguos cultivos de secano esperaban pacientemente a que les llegara su “hora salvadora” en forma de plan general. Dichos terrenos no valían nada y hoy, al estar dentro de una plano que “podría” convertirlos en suelo urbano, ya valen un dineral, ¡fíjense qué mérito!
¿Hacía falta empezar ahora la revisión del plan actual que data de 1990?, pues yo creo que no, en absoluto. En primer lugar porque todavía queda mucha tela que cortar en la  zona de los cuarteles, tras el cementerio en el llamado Pla del Rector, en la zona de Santa Rita o en los sectores 2 y 8 de La Canyada junto al nuevo instituto.
Aparte tenemos el polígono Táctica casi vacío de naves y muchas de ellas sin ocupar, Fuente del Jarro casi a la mitad de su ocupación y L’Andana con su planeamiento paralizado por un proceso judicial y por tanto sin terminar.
Todo ello tiene su fiel reflejo en nuestra particular crisis que, como todos saben, deriva de la excesiva especulación en ladrillo. Nos lo dicen todos los días y a todas horas.
En este contexto me parece contradictorio iniciar la redacción de un nuevo plan de carácter expansionista que lleva la superficie a recalificar al máximo legal permitido tanto para suelo terciario como para residencial y posiblemente docente, así como las zonas verdes que legalmente corresponden.
Por eso invito a los vecinos a enterarse bien a través de las entidades asociativas para luego poder participar en ese gran proyecto que puede mejorar nuestra vida futura… o complicárnosla mucho. Luego no nos quejemos. Hablemos ahora o tendremos que callar para siempre.

Ikea que viene y va

3

Ahora que parece que la tienda de Ikea podría a instalarse en Alfafar, conviene recordar algunos vaivenes de la negociación.

 

En 2007 Lorenzo Agustí tampoco supo sustraerse a la política de “traer” algún proyecto comercial rimbombante que mejorase las cifras del paro.  La posible implantación de Ikea generó muchas expectativas y algunos rechazos en los barrios circundantes que vieron su  tranquilidad y accesibilidad, perturbados por las grandes afluencias de tráfico que generan estos centros comerciales.

No voy a recordar el fiasco negociador durante el cual se levantó de la mesa nuestro alcalde que luego tuvo que plegar velas reiniciando las negociaciones o el descarte de los terrenos junto a Cruz de Gracia, terreno en donde el entonces empresario Manuel Palma había intentado instalar la “ciudad del automóvil” con campo de golf incluido.

Con el apoyo de Compromís, las nuevas negociaciones parecieron encaminarse a la zona del antiguo campo de tiro militar. Incluso los socialistas se ofrecieron a mediar con el gobierno central para facilitar la compra de dichos terrenos y entonces los de Ikea exigieron una salida directa al bypass a lo que Fomento se negó.

Entoces el proyecto contaba con el apoyo de la Generalitat que  lo había servido en bandeja a Agustí, tras arrebatárselo a Alfafar en donde aún mandaban los socialistas, y apadrinó un convenio con las patronales del mueble por el que estos iban a tener una zona de ventas junto a Ikea, la Ciudad del Hábitat.

Y casi todos felices. Bueno menos Ikea que siempre se ha quejado por el coste del plan de accesos. Por ello  empezó a dejarse querer por otros ayuntamientos que han ido desfilando ofreciendo prebendas ¡Bienvenido Mr. Marsall! Como dicen los del PCE en un vídeo.

Hasta que, de repente, el Consell otorga, tras años de paralización, la licencia comercial para Ikea-Alfafar y todo parece volverse del revés aunque hay que decir que ha sido el propio Consell quien sugirió a Ikea quien retomara la opción de Alfafar tras  haber ganado allí las elecciones. Agustí no goza de simpatías en el aparato del PP valenciano y se nota, parecen quitarle lo que antes le habían dado.

Pero en la opción de Alfafar se reproducen los problemas de quién pagará el coste de los accesos que exige Fomento, mientras que la patronal de comerciantes del mueble se queja porque el proyecto de Paterna les daba la opción de vender junto al gigante del mueble y máximo competidor.

El Ayuntamiento de Alfafar dice que tampoco puede hacer frente al coste total de las obras valoradas en 25 millones y mientras tanto Ikea vuelve a decir que todavía no se ha decidido, que se lo está pensando…

Son suecos y se hacen el tonto, mientas los alcaldes sudan la gota gorda para buscar el dinero para “sus” accesos y yo me pregunto ¿Por qué tendríamos que pagar los accesos a un centro comercial, que es un gran negocio, cuando nuestro Ayuntamiento está despidiendo plantilla y aumentándonos los impuestos?.

Ni idea.

En quince días… las uvas

0

Estuve en el pleno del pasado miércoles y sentí la crispación, la indignación y la desesperación de muchos de mis convecinos, funcionarios o no, que acudieron para intentar evitar que el ayuntamiento despidiera a la buena parte de sus interinos y que rebajara las nóminas del resto.

 

No sé que votaron en las últimas citas electorales pero conozco los resultados electorales que vienen dando al PP la mayoría absoluta para gobernar.

Yo estoy a favor de la participación ciudadana porque mantiene a la población informada de lo que le afecta y movilizada ante lo que no le gusta, frente al modelo adormidera del voto cada cuatro años,  a la contención reciente del sindicalismo o al silencio de los corderos que ha caracterizado al movimiento vecinal de Paterna en los últimos tiempos, salvo excepciones.

Dicen que el Consejo de Participación Ciudadana previo a la aprobación del los presupuestos, fue escandalosamente frustrante ya que ni siquiera los representantes vecinales tuvieron la documentación con tiempo para debatirla en sus barrios y poder realizar un dictamen, como prevé la Carta de Participación.

En el pleno se corearon muchas consignas, algunas de ellas muy duras, que fueron directamente contra el concejal responsable de personal, Jesús Giménez y contra el concejal responsable de hacienda, Manuel Palma, como responsable del proyecto del presupuestos aprobado.

Algunos todavía no se han dado cuenta que no son sino meros ejecutores de las políticas de ajuste neoliberal que van imponiendo quienes nos mandan, y por si fuera poco se trata de concejales que no están a sueldo del municipio. 

Otros han intentado evitar que el PP impusiera unos presupuestos que cargan la crisis del ayuntamiento sobre sus trabajadores y vecinos (a quienes suben la contribución), así los sindicatos han convocado movilizaciones y encierros, mientras que Compromís presentó una enmienda a la totalidad con unos presupuestos alternativos, o los socialistas que presentaron una largo listado de enmiendas para mejorar las propuestas populares.

Mientras tanto otros se limitaron al habitual lanzamiento de consignas del tipo “quieren saquear el ayuntamiento”, que tras la del “no pasarán”, han creado más frustración porque no es que pasaran, es que hoy ya tenemos esos presupuestos que no queremos, “inicialmente aprobados”.

Lo más lamentable es que, dado el griterío permanente, los concejales no se entendían de un lado al otro de las bancadas, con lo que no se pudieron debatir las propuestas alternativas. Preséntenlas en el plazo de exposición al público, dijo el alcalde, y en eso están. En quince días, a ver qué pasa.

El alcalde no estuvo, pero se le espera

0

Claro porque está recién operado y no pudo asistir al pleno del miércoles pasado. Asií el Concejal de empleo, Sr. Parra, que tenía entre el puúblico a su Secretaria General, Marga Sanz, tuvo la ocasión de escenificar su largamente demorada renuncia a la delegación de empleo que justificó diciendo que los del PP le ninguneaban y que su nombramiento había sido un paripé.

Supongo que era el único que no lo sabía a pesar de su participación en asambleas y otras movidas.
Sí, ya, pero la cosa es que cuando la portavoz del PP le recordó que a ver si ahora renunciaba al sueldo tal y como había prometido en campaña, les contestó que el cobraba un sueldo, pero para trabajar “por” Paterna y no como ellos que lo hacían “contra” Paterna. La portavoz Villajos no se arredró y le dijo que dijera lo que quisiera pero que ambos ganaban lo mismo como concejales de gobierno.
¡Uy lo que le han dicho!, entonces el Sr. Parra explicó que de los mil setecientos euros limpios que ha venido cobrando mensualmente, él solo se quedaba con mil doscientos euros y que el resto lo ha venido destinando a obras sociales y publicaciones revolucionarias.
A todo esto el responsable de Hacienda, Manuel Palma se sintió directamente interpelado contestó que él está infinitamente más preparado que algunos, lo cual fue recibido por el personal con sorna y chirigota.

La tesis que defiende el Sr. Palma es de manual neoliberal y está clarísima. Según explica sólo hay dos opciones, o subir los impuestos o recortar en aquellos servicios que no son competencia municipal prescindiendo de aquellos trabajadores que los prestan por innecesarios.
¡Pero si nos vienen subiendo la contribución y las tasas desde que mandan y ya han tirado gente de Gespa y…!. No, esto sólo cuenta a partir del momento en que él se hace cargo de la hacienda municipal, se encuentra un enorme agujero económico y es como si empezara de nuevo. Se muestra acrítico con la mala gestión del anterior equipo del PP y se dispone a aplicarnos la nueva reforma de la constitución, la del déficit público, manu militari que para eso estamos en Paterna y tienen la mayoría necesaria.
Algunos dicen que lo hace en ausencia del jefe Lorenzo Agustí y dirigen sus dardos a Manuel Palma, ¡que monte un concesionario! le gritaban, pero no es eso, se trata de la política económica que está aplicando el Partido Popular en donde manda, y mandaaa…
La diferencia está en que en donde se encuentran un déficit generado por la izquierda, la ponen a parir, mientras que cuando lo han producido ellos mismos, callan y disparan.
El resultado lo expresaba muy gráficamente las camisetas del Grupo Compromís: “no podemos apretarnos el cinturón y bajarnos los pantalones al mismo tiempo”, cierto, pruébenlo, resulta materialmente imposible.

¡A la m. con Ikea, queremos esquiar!

3

Dicen que Ikea es la gran solución para todos nuestros males por lo que no entiendo cómo hay quien todavía cuestiona su llegada a Paterna con la cantidad de beneficios que dicen que nos podría traer.

En primer lugar hay que recordar que la multinacional sueca afirma que invertiría más de dos mil millones de euros entre la tienda, terrenos, urbanización etc. y de ahí la carrera de municipios que como locos se han puesto a ofrecer sus opciones.
No es de extrañar esta subasta pública de pueblos que tanto gratifica las expectativas de quienes todavía siguen negociando su instalación en nuestra vecindad. –jueguen señores alcaldes, ¿hay quien dé más?-
Que si Paterna se lo ha quitado a  Alfafar que ya lo tenía en el bote, que si Torrent nosequé, y así hasta la saciedad. Incluso hace poco la multinacional sugería la creación de ¡dos centros! Uno en Alfafar y otro en Paterna, y todos contentos.
Y los parados, parados y los negocios cerrando puertas y los polígonos a medio gas. Menos mal que el Sr. Palma lo arreglará todo mientras que el concejal de empleo, Sr. Parra, va pidiendo la apertura de comedores sociales y espantando a los capitalistas que Palma pretende atraer. Todo un ejemplo de acción de gobierno coordinada.
Pero mientras nos lamíamos las heridas del paro nos han vuelto a alegrar el día, ya no es un Ikea, es mucho más, un proyecto salvador que patrocina un fondo inversor inglés que nos quiere poner una releche de megacentro comercial con tiendas de primeras marcas, zonas de ocio  y ¡hasta un Ikea!.
Los de Ikea dicen que no saben nada y los ingleses dicen que todo se andará, que los suecos todavía no lo saben pero vendrán, de tan bonito que quedará el centro que hasta tendrá un lago con barquitos, yo los he visto, aunque a mí lo que más me gusta es la estación de esquí que piensan poner.
Se han definido por ponerle “Puerto Ademuz” pero se equivocan, yo le hubiera puesto “baqueira poquet” por lo de la pista, aunque ya hay quien le llama “puerto banús” no sé si con segundas intenciones.
El caso es que ha reaparecido la cifra de 500 millones en inversiones y la de 4.000 empleos que  son datos que animan al personal, aunque otros dicen que si el proyecto se hace a través de la reforma del Plan General recién iniciada, la cosa se puede ir a más de diez años.
Pero ¡cómo tenemos que decir que los empleos los necesitamos ahora porque en diez años ya no nos harán falta con las políticas de empleo que pondrá en marcha el nuevo gobierno!.
Y a todo esto para qué queremos a los de Ikea que nos están mareando años y años, ahora ya no toca comprar muebles sino esquiar todo el año, ¡Que Dios salve a la Reina!.

Burbujeando

0

No sé si tiene vd. un piso vacío, o dos…o ninguno y que ya quisiera, pero las decisiones que van tomando nuestros gobernantes, del PP claro, nos obligan a estar informados sobre lo que cuecen sobre nuestro patrimonio vital.

 

La propiedad de una vivienda contribuye en gran medida a financiar las arcas municipales. Antiguamente llamábamos “contribución” al “impuesto sobre bienes inmuebles”, IBI para entendernos, es un impuesto que cobran directamente los ayuntamientos y se calcula en base a multiplicar el valor (catastral) de las casas por un porcentaje que fijan los ayuntamientos. Cuando la bonanza económica, ¿se acuerdan de aquello?, el ayuntamiento solicitó una actualización de esos valores que se aplican mediante una progresión anual para que su impacto sea poco a poco. Pero el porcentaje a aplicar es el otro factor que regulan los ayuntamientos por decisión política de su mayoría gobernante.

Este porcentaje llamado “tipo” (mal tipo diría yo), se ha ido rebajando de manera desigual en los últimos años, pero aun así el impacto final ha sido el aumento generalizado de nuestros recibos de contribución.

El tipo al que nos referimos estaba en el 0.51.-¡Bájenlo vds. un poco más! decían los vecinos de La Canyada para que el resultado final, o sea lo que pagaremos al año que viene, no suba sobre  lo que hemos pagado este año-.

Pues ni flores, el área económica que tan hábilmente dirige Manuel Palma propuso, y obtuvo de su mayoría, justo lo contrario, una elevación de siete puntos en el “tipo” (¿y ahora qué me dicen?) hasta el 0,58 con lo que en 2012 pagaremos más por el aumento automático del valor catastral y por la subida decidida por el ayuntamiento.

Esto es lo que parece, una subida importante que contradice la política general del PP de no subir impuestos, bajar el IVA de los pisos o recuperar desgravaciones fiscales sobre la compra de viviendas.

Podían haber aprobado una rebaja automática del 50% a las familias con  problemas económicos pero, ni flores, lo que hicieron fue, ¡oh sorpresa! subir un 50% a quienes tengan pisos vacíos.

-Oiga que el mío está lleno. No se preocupe que lo comprobaremos, ¿y si nos vamos de vacaciones?-, nada todo lo verá el ojo escrutador del Sr. Palma y tras ello los  pisos que obtengan la calificación de “vacíos” pagarán al año siguiente ese recargo del 50%.

-Esto es para que los ocupen con inquilinos o los vendan-, han dicho para justificarse. O sea que las promotoras que no hayan podido vender todos los pisos que se preparen con la que viene. Encima que no encuentran compradores…recargo que te crió. Que vayan espabilando para la próxima.

La próxima vendrá cuando se acaben de construir todas las casas del barrio de la calle del  Cristo, o se hagan las del nuevo barrio de Pla del Rector junto al cementerio, o las de los sectores 2 y 9 de La Canyada y encima se vayan sumando las que el nuevo Plan General permitirá hacer en El Plantío y en la nueva zona del paraje de La Muela.

Solo construir para habitar o recargo del IBI, dificultará todavía más la construcción y su venta. Con este incentivo, para qué proponer la creación de más suelo residencial?. No lo entiendo, aunque espero que ellos sí. Deben ser las burbujas, unas vienen, otras van.

Lorenzo tiene un plan

0

Los vecinos se quejan algunas veces cuando construyen una vía rápida junto a sus viviendas, o aumenta el tráfico en las mismas  a consecuencia de las molestias acústicas y de las nuevas dificultades de acceso.

 

-Si lo hubiera sabido no habría venido a vivir aquí, dicen-

También se escucha el “desmedido crecimiento urbanístico de Paterna” como causa de muchos de los problemas actuales  sobre todo de intercomunicación, de falta de servicios públicos, etc.”

En la actual situación de “ladrillo caído” el ayuntamiento acaba tirando la toalla ante el creciente costo económico, ya insostenible, de la multiplicidad de servicios en todos los barrios periféricos.

Pero todo ello tiene un “culpable” el Plan General de 1990 que estableció, precisamente todas las áreas de crecimiento urbano tal y como las conocemos últimamente.

Ello es así porque el Plan General del 90 no se desarrolló hasta años más tarde debido a la anterior crisis inmobiliaria, lo que concentró la totalidad del crecimiento previsto en unos pocos años, coincidiendo con el boom inmobiliario y  creando así la imagen de un desarrollismo salvaje a la que se apuntó nuestro anterior alcalde, cuando en realidad sólo se estaban cumpliendo las previsiones aprobadas años antes.

El Plan General de Ordenación Urbana es una especie de “constitución urbanística” que se elabora con muchas cautelas pero que una vez aprobado obliga a las corporaciones siguientes, salvo modificaciones puntuales.

Digo todo esto porque veintiún años después el Ayuntamiento inicia la revisión de aquel Plan General y hay que avisar a los vecinos de que se trata de algo muy serio que condicionará nuestra calidad de vida y la de nuestros hijos.

Conviene  estar atentos y participar en el proceso que ahora se abre y que durará varios años. Conviene no pasar del tema o pagaremos las consecuencias de decisiones que tomarán otros, no sabemos si para atender nuestros intereses o los de los grupos de presión que inevitablemente se organizarán, o ya lo han hecho, para arrimar el ascua a su sardina.

Para los ciudadanos la revisión del Plan Genera debe ser una oportunidad de oro para mejorar nuestros estándares de vida pero para otros puede ser la ocasión de oro para forrarse.

De hecho la súbita decisión de iniciar ahora dicha revisión tiene que ver con el anuncio de que un grupo inversor extranjero quiere instalar en Paterna uno de sus grandes parques comerciales y de ocio, no parecen las mejores condiciones para ello por la perturbación interesada que ello supone, aunque toda la operación venga envuelta en el papel de regalo de los empleos que se podrían crear.

Aunque hablaremos de ello más adelante, la posible construcción de un megacentro comercial y sus accesos sólo se podrán hacer hasta que se haya culminado la aprobación de la gran reclasificación que se propone dentro del nuevo Plan, varios años, cuando tal vez la cuestión del empleo no sea tan apremiante como ahora. 

Por lo visto será una nueva tanda de ladrillo la que venga a salvar las apuradas arcas municipales. Con lo que se ha oído últimamente.

La Dipu és bona

0

Ahora está de moda hablar de las diputaciones, y no bien precisamente, ya que desde que se crearon las comunidades autónomas, las diputaciones se han convertido  en una especie de monstruo tragasables que nadie sabe para qué sirven si no es para que los partidos coloquen a sus excedentes electorales en forma de diputados o asesores.
 

Lo sabe bien Sonia Borruey quien después de no haber salido como diputada autonómica fue recompensada por el aparato alartista con una especie de jefatura de coordinación de los asesores del PSPV.
Después ha venido el candidato de las botas de siete leguas, Alfredo P. Rubalcaba quien dio con la mayor, -nos cuestan mil millones, hay que eliminarlas- y abrió el debate, porque lógicamente se refería a lo que nos cuestan en sueldos, no creo que se trate de eliminar el poco, pero buen papel que las diputaciones hacen por las poblaciones más pequeñas.
Sin embargo, hay que recordar la última obra que la diputación hizo en Paterna, porque que fue muy sonada, todo un ejemplo de despilfarro e insostenibilidad económica, la construcción de un puente entre Manises y Paterna.
Los entonces diputados Crespo y Borruey rivalizaron en pedir más y más adornos y fruslerías para el puente y sus aledaños, dando por resultado el puente colgante más caro jamás construido ya que, según dicen, llegó a triplicar el precio inicial de licitación.
De aquellos polvos estos lodos, un bulevar con dos fuentes luminosas, dos, y unos gastos que, a los de la obra,  hay que añadir los de mantenimiento.
Más recientemente nuestro alcalde que tampoco ha logrado salir como diputado a Les Corts, se ofreció como diputado provincial siguiendo la costumbre de que un concejal de Paterna lo sea, ya que antes lo habían sido Francisco Borruey y luego Elena Laguna.
Pero en estas llegó el presidentísimo Rus y mando a callar, dando un sonoro portazo en sus pretensiones, abochornando públicamente a Lorenzo Agustí  mandándole “recaditos” a través de la prensa: “a ver qué quiere ser este chico cuando sea mayor”.
Pero hete aquí que después de la campaña de descrédito a que se ha visto sometido Lorenzo Agustí por el poder provinciano del PP, la principal asociación empresarial valenciana, AVE, le invita a participar en una charla en la que Agustí se la devuelve doblada a Rus bajo el argumento de que “las diputaciones no tienen ningún futuro”. Gran revuelo en el stablishment pepero que acusó el golpe en los morros.
Lo que ha pasado después tiene que ver con la cercanía electoral y es el hecho de que el alcalde haya “matizado” sus palabras, tanto que el mismísimo presidente de la Diputación se ha dignado a venir a Paterna, y para agradar a Agustí no sólo se ha quitado la corbata, sino que ha añadido “si el roce hace cariño, nos rozaremos más”, para a continuación prometerle un nuevo museo en el Molí del Testar.
Justo cuando Rus acababa de decir a los medios que lo que les sobra a las diputaciones son los museos. ¿Lo entienden?, yo sí.

Duelo de titanes

0

Había gran expectación. El salón de plenos abarrotado de incondicionales, a la derecha las clases pasivas del PP entregadas a su líder, a la izquierda el resto, en extraña mezcolanza, con algún infiltrado que ha llegado tarde y no ha encontrado acomodo en el otro lado.

Policías  a manta, de todas las edades y graduaciones, la plana mayor al completo, unos de uniforme otros de paisano, las radios crepitando y transmitiendo órdenes. ¡Aquí va a pasar algo!, ¿estaremos seguras? pregunta un grupito de señoras que sale del ascensor, a lo que un aguerrido agente les responde, -no se preocupen señoras, que para eso estamos aquí-.

De pie, en la antesala, en las escaleras, en la planta baja y en los aledaños de la casa consistorial, decenas, qué digo, cientos de funcionarios y sindicalistas, parados y algunos quincemeros.

Hoy nos estrenamos con la jornada matutina del pleno, y no cabe un alfiler, ¿ves como era mejor?, dicen en la zona de derechas. Enfrente, -esto se veía venir, con el ERE para despedir a 27 interinos, una manifestación y varias asambleas…, pues ya me dirás-

Pasan las once treinta de la  mañana, algunos sin almorzar por las prisas por coger sitio y ni rastro del alcalde ni de los concejales. Las doce y nada, que no vienen. A medida que avanza la mañana, los nervios ya nos pueden con tanto ir i venir de policías. -Que suelten un sobrero, comenta un listillo por lo bajini-.

Al final, con casi una hora de retraso empiezan a aparecer concejales y concejalas sueltos, pero no viene el alcalde, ¿le habrá pasado algo?, -no, es que está negociando con los sindicatos-.

Por fin aparece el alcalde y como por ensalmo los escaños se llenan de concejales y concejalas, ¿empezamos?, pues no, a ver -que vengan los de la Junta de Personal-, y vienen, ¿qué pasa?, pregunta el público.

El concejal de personal, Jesús Giménez, se levanta y estira el cuello a ver de qué hablan y simétricamente hace otro tanto, el de empleo, Javier Parra.

Al final los de la Junta de Personal convocan a voz en grito a los trabajadores a las puertas del ayuntamiento, -os vamos a explicar el acuerdo al que hemos llegado-. El salón se va vaciando de funcionarios y policías, nos quedamos los de siempre, comienza la sesión.

El alcalde pide disculpas y explica brevemente que han acordado retirar del orden del día la famosa RPT que, por cierto, tiene muy mala RePuTación porque parece ser la causa de los despidos que, de momento, se paralizan, ya veremos en las próximas semanas.

De todas las intervenciones, réplicas y contrarréplicas por la importancia de los asuntos económicos tratados destaca el duelo dialéctico entre Manuel Palma, que sin comerlo ni beberlo se estrenaba con una fenomenal bronca por el agujero económico de 2010, al anunciar la creación de la marca “Paterna, ciudad de empresas” dado el número de las mismas y la necesidad de atraerlas para generar empleo, lo que fue rápidamente replicado por el concejal de Empleo, Javier Parra, que le espetó…que sin trabajadores no hay empresas, por lo que iba a proponer la creación de la marca “Paterna ciudad de trabajadores”.

Quedó muy bien ante la concurrencia, aunque la iniciativa de Palma ya está en marcha, mientras que la del otro miembro del gobierno municipal, Parra, está por llegar. Y todo por sentarse en la bancada de enfrente, injusto.

 

Es la mierda, lo sabemos

0

Difícil lo tienen los concejales, todo hay que decirlo. No recuerdo arranque de legislatura tan caliente como este, y no ha hecho más que empezar… La primera decisión del nonato gobierno popular ha sido la de iniciar el proceso de rescisión del “contrato del siglo” según fue calificado en honor a su importe, 3.340.000 euros, y la lo dilatado de su plazo, hasta veinte años. O a lo mejor molestaba lo exiguo de la cantidad y del plazo si los comparamos con los presupuestos que se manejan para las nuevas empresas mixtas que nos lo harán casi todo, asilo incluido (que ya hay que ir pensando en ello).

O a lo mejor se trataba de acabar con la huella, prolongada en el tiempo, de su máximo valedor, Francisco Borruey, y claro, me estoy refiriendo a FCC empresa que, curiosamente, también vale para casi todo, recogida de basuras, limpieza viaria, y de edificios públicos, construcción del Parc Central incluso la no construcción del tanatorio a pesar de haberle sido adjudicada, etc. etc.

O a lo mejor se han dado cuenta, los del PP, que el trabajo de la empresa “dejaba mucho que desear” tal y como los vecinos y las asociaciones venían denunciando desde la noche de los tiempos.

Sobre todo después del “afaire” de Juan Fernández, acusado por Lorenzo Agustí de contratar con empresas de familiares para cubrir, precisamente,  deficiencias de FCC en los polígonos y en La Canyada.

Me acuerdo que tras una comisión de investigación, Fernández quedó exculpado de sus  cargos por la mayoría del PP, aunque para entonces ya lo habían expulsado del partido y había dimitido como concejal.

No quedó así la cosa  ya que Compromís planteó una denuncia ante la Fiscalía porque decían que había desaparecido un informe técnico demoledor que planteaba, ya en 2008, la extinción del contrato con FCC.

Tras la “reaparición milagrosa del informe” la fiscalía archivó el caso y no se volvió a hablar más del asunto, pero tampoco se inició el proceso de rescisión.

Ahora sí, y en trámite de urgencia por el gobierno municipal en funciones, antes de la conformación del actual equipo lo cual no tiene justificación aparente.

Me rio por lo bajini porque, según el alcalde, nos están tangando noventa y ocho mil euros en falta de medios y trabajadores en las zonas industriales, asuntillo de poca importancia comparado con los tres millones y pico de euros de la contrata. 

Me da a mí que al final la auténtica razón va a ser la mierda, la que FCC no ha sabido eliminar de nuestros parques y aceras. Que si dispensadores de bolsitas, que si análisis de ADN, que si metano para farolas. Nos hemos perdido sin ver que la causa real del problema es que FCC no ha logrado eliminar las cagadas en los espacios públicos como es su obligación contractual.

De todas formas el trámite ya se ha iniciado pero ya veremos en qué queda porque ¡buenos son los de FCC como para perder un contrato!.

9,269FansMe gusta
2,158SeguidoresSeguir
1,879SeguidoresSeguir
66SuscriptoresSuscribirte