Burbujeando

0

No sé si tiene vd. un piso vacío, o dos…o ninguno y que ya quisiera, pero las decisiones que van tomando nuestros gobernantes, del PP claro, nos obligan a estar informados sobre lo que cuecen sobre nuestro patrimonio vital.

 

La propiedad de una vivienda contribuye en gran medida a financiar las arcas municipales. Antiguamente llamábamos “contribución” al “impuesto sobre bienes inmuebles”, IBI para entendernos, es un impuesto que cobran directamente los ayuntamientos y se calcula en base a multiplicar el valor (catastral) de las casas por un porcentaje que fijan los ayuntamientos. Cuando la bonanza económica, ¿se acuerdan de aquello?, el ayuntamiento solicitó una actualización de esos valores que se aplican mediante una progresión anual para que su impacto sea poco a poco. Pero el porcentaje a aplicar es el otro factor que regulan los ayuntamientos por decisión política de su mayoría gobernante.

Este porcentaje llamado “tipo” (mal tipo diría yo), se ha ido rebajando de manera desigual en los últimos años, pero aun así el impacto final ha sido el aumento generalizado de nuestros recibos de contribución.

El tipo al que nos referimos estaba en el 0.51.-¡Bájenlo vds. un poco más! decían los vecinos de La Canyada para que el resultado final, o sea lo que pagaremos al año que viene, no suba sobre  lo que hemos pagado este año-.

Pues ni flores, el área económica que tan hábilmente dirige Manuel Palma propuso, y obtuvo de su mayoría, justo lo contrario, una elevación de siete puntos en el “tipo” (¿y ahora qué me dicen?) hasta el 0,58 con lo que en 2012 pagaremos más por el aumento automático del valor catastral y por la subida decidida por el ayuntamiento.

Esto es lo que parece, una subida importante que contradice la política general del PP de no subir impuestos, bajar el IVA de los pisos o recuperar desgravaciones fiscales sobre la compra de viviendas.

Podían haber aprobado una rebaja automática del 50% a las familias con  problemas económicos pero, ni flores, lo que hicieron fue, ¡oh sorpresa! subir un 50% a quienes tengan pisos vacíos.

-Oiga que el mío está lleno. No se preocupe que lo comprobaremos, ¿y si nos vamos de vacaciones?-, nada todo lo verá el ojo escrutador del Sr. Palma y tras ello los  pisos que obtengan la calificación de “vacíos” pagarán al año siguiente ese recargo del 50%.

-Esto es para que los ocupen con inquilinos o los vendan-, han dicho para justificarse. O sea que las promotoras que no hayan podido vender todos los pisos que se preparen con la que viene. Encima que no encuentran compradores…recargo que te crió. Que vayan espabilando para la próxima.

La próxima vendrá cuando se acaben de construir todas las casas del barrio de la calle del  Cristo, o se hagan las del nuevo barrio de Pla del Rector junto al cementerio, o las de los sectores 2 y 9 de La Canyada y encima se vayan sumando las que el nuevo Plan General permitirá hacer en El Plantío y en la nueva zona del paraje de La Muela.

Solo construir para habitar o recargo del IBI, dificultará todavía más la construcción y su venta. Con este incentivo, para qué proponer la creación de más suelo residencial?. No lo entiendo, aunque espero que ellos sí. Deben ser las burbujas, unas vienen, otras van.

Deja un comentario