Colegios de La Coma combaten el absentismo escolar a través de la batucada

0
Alumnos del C.P. La Coma y Borumbaia Percusión durante la batucada

A la entrada del C.P. La Coma existe un mural realizado por los propios alumnos del barrio en el que se puede leer: “la magia de la escuela es navegar con cada niño de forma diferente”. Este centro del mismo modo que el C.P. Antonio Ferrandis, también de La Coma, han elegido la música y en concreto la batucada como vehículo educativo complementario para motivar a los alumnos a acudir cada día a clase. El uso de la música en el centro no es una novedad en el C.P. La Coma, donde existe desde hace 23 años un coro escolar que ha participado con éxito y reconocimiento en distintos certámenes.

Mari Carmen Hernández, profesora del centro, comenta que “los niños del barrio tienen un ritmo interior increíble, y pensamos que esta expresión musical era muy adecuada para canalizar esa especial sensibilidad que tienen”. Por otro lado, el centro quiere de un modo práctico inculcar las virtudes asociadas a la música, ya que  “para conseguir que un grupo de batucada suene de forma armónica sus integrantes han de saber en qué momento deben entrar, cuando hay que parar y esperar: el orden es fundamental, y sólo se consigue con atención, esfuerzo y asistiendo a todos los ensayos”. Indirectamente se envía el mensaje a los alumnos de que aplicando estos mismos principios a cualquier otra asignatura o cualquier reto en la vida, se alcanzarán los resultados propuestos. Por otro lado, el absentismo escolar es un problema que con esta iniciativa se ha podido mitigar, comentan desde el profesorado, ya que “a los niños les gusta esta iniciativa y no quieren perdérsela, de modo que la batukada es un recurso para fomentar la asistencia y también para que se esfuercen en otras asignaturas”, explica la docente.

Lo que empezó como una actividad extraescolar a desarrollar en la hora de patio, cobró mayor importancia en el pasado mes de octubre, tras una resolución de la Conselleria de Educación en la cual se instaba a los centros a poner en práctica iniciativas para combatir el fracaso escolar mediante la música. De este modo se ha desarrollado un proyecto de 120 horas que ha contado con la participación de Borumbaia Percusión, escuela de batukada que se caracteriza por desarrollar una importante vertiente solidaria. Han participado alumnos de todos los cursos, desde los tres a 12 años, en total 315 alumnos han disfrutado de esta iniciativa en los dos centros.

El concejal de Educación, Ignacio Gabarda, que a su vez es antiguo director del C.P. La Coma, felicitó a Dirección y claustro por “una iniciativa que favorece la asistencia de los alumnos a través de un lenguaje universal como es la música”. Gabarda destacó la “gran implicación de estos profesores en la mejora de la educación de sus alumnos utilizando todos los recursos que tienen a su alcance”. 

No hay comentarios

Deja un comentario