Compromís renuncia a cobrar las dietas de SUMPA y GESPA y propone la fusión de las empresas

    0

     

    Agustí se suma a la medida y tampoco cobrará las dietas de hasta 500 €
     
    Compromís ha propuesto esta mañana,  en el pleno ordinario de julio, renunciar a las dietas que reciben sus representantes por asistir a los consejos de las empresas municipales Sumpa y Gestión de Servicios Paterna (Gespa), que suponen 300 euros trimestrales y 500 mensuales respectivamente, con el objetivo de ahorrar gastos. Una medida a la que el alcalde, Lorenzo Agustí, se ha sumado y ha dejado libertad al resto de los concejales del PP para que hagan lo que consideren oportuno.
    Desde el grupo municipal de Compromís también han propuesto que ambas empresas municipales se fusionen en una para ahorrar costes con un solo gerente o un solo consejo, a lo que Agustí ha señalado que ya hay estudios que valoran esta posibilidad.
     
    “Desde Compromís no queremos que pagar las dietas por asistencia a los consejos de Sumpa y Gespa signifique reducir las plantillas, y si esta medida puede evitar que se despida personal, nosotros esperamos que la propuesta la sigan los otros representantes de los otros grupos municipales”, destaca la concejala Loles Ripoll, que añade que la medida ayudará a paliar "la mala gestión del PP".
     
    También ha destacado que “la mala gestión del alcalde del Partido Popular está conduciendo a las empresas públicas de Paterna a un viaje sin retorno, el de la quiebra total. Y desde Compromís consideramos que es lo bastante frívolo estar cobrando unas dietas cuando en la Sumpa ya se han hecho despidos y todo apunta que Gespa seguirá la misma línea”.
     
    Compromís ha anunciado que continuará asistiendo a los consejos de Sumpa y Gespa, haciendo las mismas tareas que ha ido haciendo hasta el momento pero sin cobrar y han invitado al resto de grupos a sumarse a esta decisión, colaborando así con el Plan de Austeridad del Ayuntamiento.
     
    INFORMES DE INVIABILIDAD
     
    Además, la regidora Ripoll ha recordado que en el caso de la Sumpa “hay informes que hablan de una situación de inviabilidad económica, es decir, que no tiene dinero porque esta empresa está funcionado con la financiación de los bancos, y si no vende pisos no podrá devolver los préstamos y se incrementarán los costes financieros”.
     
    En cuanto a Gespa, “una buena herramienta de la cual se ha hecho un mal uso, se suponía que iba a generar beneficios. Y nada más lejos de la realidad porque a día de hoy tiene muchos sobrecostes, ha aumentado la deuda a corto plazo con bancos y a los proveedores se le deben 942.000 euros”, ha comentado Loles Ripoll.

    Deja un comentario