Debate florido

0

Acaba de pasar el día  de “Difuntos”. Los cementerios han sido cubiertos de flores, las lápidas y tumbas limpiadas hasta la exageración y alguna que otra blanqueada con lejía,- producto de toda la vida-, que quita el verdín que las cubre y muestra claramente  lo que en ellas está escrito. Letras que permiten saber quién está en cada sitio y quién ocupa cada hueco, a veces, cavado por los suyos.

Saben quienes me leen que soy muy crítico con todos aquellos símbolos y celebraciones  de las que sólo se acuerda la gente el día que “toca” acordarse. Y que ese día vaya  acompañado de un corazón cuyo latido sólo dura 24 horas y luego… ¡hasta el año que viene!.
Pues miren ustedes esto es lo que sucedió hace tres días y justo de aquí a otros tres, dos candidatos al Gobierno de España van a presentarse ante todo el mundo  en un ¿acalorado? debate político. Debate en el que van a intentar limpiar todo lo que tengan que limpiar con o sin lejía y en el que van a llenarse de flores para engalanar el programa de intenciones que quieran ofrecernos cada uno de ellos. Ojalá tras el encuentro y la foto estrechándose la mano quede claro quién está en cada sitio y quién rellena cada hueco.
 

Deja un comentario