El Ayuntamiento inicia la nulidad de la permuta del PAI de la Villa Romana

    0

     

    El Pleno del Ayuntamiento, con los votos a favor del Partido Popular, y la abstención de los grupos de la oposición, PSOE, EU, Compromis, aprobó iniciar el expediente de nulidad de la permuta urbanística del sector Rio aprobada en 2005 y sobre la cual la sindicatura de Cuentas halló sospechas de un presunto delito de “responsabilidad contable”.

     

    De este modo el Consistorio trata de esclarecer, y en su caso corregir, la posible permuta de una parcela de suelo que el Ayuntamiento obtuvo de la mercantil Grupo Siro durante la tramitación urbanística de este sector y que al parecer ya era con anterioridad propiedad municipal. De este modo la mercantil habría “pagado” al Ayuntamiento con un bien que ya era con anterioridad municipal, lo cual originaría el citado delito de responsabilidad contable. Además el Sindic de Comptes recuerda que el Ayuntamiento todavía no ha recibido un bajo diáfano de 350 m2 que le correspondería según el acuerdo con la mercantil, y que ésta no ha podido entregar debido a los continuos retrasos que sufrió la construcción de los edificios tras la aparición de los restos arqueológicos de la Villa Romana en la parcela donde se están construyendo.
     
    INFORMES Y ALEGACIONES
    El acuerdo aprobado en el pasado Pleno Municipal supone “debido a la complejidad del expediente y las repercusiones que pueda tener, la necesidad de contar con los informes de la Secretaria General, Asesoría Jurídica, Intervención y Planeamiento respecto a las cuestiones abordadas por la Sindicatura”. Además se da 15 días de plazo a la mercantil para que pueda presentar alegaciones, así como documentos y justificaciones que estimen oportunos para la defensa de sus derechos. También se ha pedido un dictamen al Consejo Jurídico Consultivo de la Comunidad Valenciana, órgano supremo consultivo de las Administraciones Públicas de la Comunitat que deberá arrojar luz sobre este asunto.
     
    REACCIONES
    Durante el transcurso del Pleno el concejal de EU, Javier Parra, se mostró molesto por la mención de su partido como posible responsable de este posible delito, ya que gobernaba en coalición con el PSOE. Parra indicó que “debe aclararse si hubo o no delito, que se investigue a fondo, pero que se deje de confundir voluntariamente a los vecinos y no se use este tema como arma arrojadiza”, indicó. Desde el PSOE defendieron la abstención en el voto indicando que “no sabemos lo que realmente quiere hacer el alcalde y dudamos que él mismo lo sepa, están mezclando conceptos, y si hubo algún error estaba avalado por los técnicos”, defendió José Antonio Sagredo. Desde el Grupo Comprimís también mostraron sus dudas sobre el procedimiento y denunciaron la opacidad del proceso. Para el alcalde, Lorenzo Agustí, “el informe del  Síndic de Cuentas habla de un posible delito ocurrido con el convenio de 2003 y la permuta de 2005, eso es lo que hay que aclarar con toda celeridad y transparencia”, zanjó el primer edil.
     

    Deja un comentario