El Ayuntamiento prescindirá de 27 plazas de interinos para cuadrar los números

    0

    El concejal de Personal, Jesús Giménez, se reunió el miércoles con todos los representantes sindicales en la Mesa General de Negociación y les anunció el despido de 27 trabajadores interinos en el Ayuntamiento con el argumento de seguir adelante con el Plan de Austeridad y “ajustar el presupuesto a la realidad de los ingresos municipales”.

    “Por muy duro que sea prescindir de trabajadores municipales, no podemos ir más allá de la realidad presupuestaria del Ayuntamiento que obliga a reducciones drásticas para no poner en riesgo el mantenimiento de los servicios a la ciudadanía”, explicó Giménez.
     
    En lo concerniente al capítulo de Personal dicha reducción será del entorno 5%. El gasto de Personal supone actualmente el 30% del Gasto total presupuestado para 2011, porcentaje que aumentaría si no se pusieran en marcha las medidas anunciadas de amortización de plazas. Una medida que para el equipo de gobierno es fundamental y que si no se hiciera supondría una amenaza para la estabilidad presupuestaria.
     
    Según explicó Giménez los sindicatos cuentan con toda la información concerniente a la nueva Relación de Puestos de Trabajo y según indican fuentes municipales, el documento se ha realizado con el objetivo de proceder a la ordenación del Personal, “de acuerdo con las necesidades de los servicios que a día de hoy precisa el municipio y conforme a las posibilidades presupuestarias en la coyuntura actual”.
     
    Desde el Equipo de Gobierno se apuntó recientemente la necesidad de reducir en un millón de euros el capítulo de Personal para el próximo ejercicio. De esta cantidad ya se ha conseguido un ahorro de 350.000 euros con la reducción de asesores y concejales liberados del Equipo de Gobierno. La restante cantidad se ahorrará a través de la amortización de plazas de interinos.
     
    El concejal de Personal ha recordado que el alcalde de Paterna encargó recientemente un Plan de Austeridad que pretende lograr un ahorro del 30% para todas las áreas de cara al presupuesto municipal de 2012, así como medidas de contención del gasto para lo que resta de 2011.
     
    Desde el Equipo de Gobierno apuntan que “a día de hoy, cuando la dinámica sigue siendo de caída generalizada de los ingresos no es posible mantener el mismo número de trabajadores que había en épocas de bonanza, pues supondría obligar a los vecinos a cargar con dicho coste a través de sus impuestos”, indicaron las mismas fuentes.
     
    Los partidos de la oposición, así como los sindicatos han criticado esta medida porque consideran que se podría haber reducido el gasto tomando otras medidas.

    Deja un comentario