El candidato de Esquerra Unida considera que le vetaron en un debate en La Canyada

    0

    La Junta de Barrio decidió que en un principio participaran los partidos con representación y el CDP

    El candidato a la Alcaldía por Esquerra Unida, Javier Parra,ha declarado sentirse vetado este sábado pasado en el debateelectoral celebrado en La Canyada de cara a las Elecciones Municipales del 22 de mayo, en el que participaron PP, PSOE, Compromís, CDP y, finalmente también UPyD. Parra asegura que fue al debate creyendo que iba a participar, pero no se encontró su nombre en la mesa.

    En un principio el debate se había pensado para los grupos con representación municipal y también invitaron al CDP por su vinculación a la Junta de Barrio desde su creación, porque así se decidió en la Junta de Barrio de La Canyada. Tras el interés de EU y UPyD por participar la Junta decidió que al final del debate tendrían unos minutos para exponer sus ideas e igualmente les ofrecieron colgar en la página web las respuestas a un cuestionario, como al resto de partidos políticos, según fuentes de la Junta.

    Ante la tensa situación que se produjo en el debate, el presidente de la Junta de Barrio pidió que los miembros de la Junta presentes en el acto votasen si EUPV y UPyD debían participar en la mesa, junto al resto de candidatos. Siete miembros votaron a favor, uno votó en contra, y dos – entre los que se encontraba el presidente – se abstuvieron.
    Tras la votación, el candidato de EUPV agradeció el sentido de la votación pero se negó a participar en el debate en dichas condiciones, mientras que el candidato del otro partido en discordia, Juan Sánchez, sí que participó.
    Javier Parra, sin embargo, deseó a los presentes que tuviesen un buen debate y una buena campaña electoral, y aseguró que estaría encantado "de participar en un debate con el resto de candidatos si se plantea con respeto a la pluralidad".
    El candidato de EUPV abandonó el salón de actos del Centro Social de La Canyada, y con él, una veintena de personas que habían acudido al debate, algunas de las cuales increparon a los organizadores que excluyeran a la tercera formación más importante mientras que en la mesa estaba sentada la representante de Compromís, que desde EU consideran que usurpó los votos de EUPV tras las elecciones de 2007.
    Desde Esquerra Unida consideran un insulto a la democracia y a la pluralidad el formato del acto planteado.
     

    Deja un comentario