El CEM Julia y l’Aliança per l’Emergència Climàtica explican en un taller de compostaje las emisiones de los desechos orgánicos

0
Instante del taller de compostaje

La Aliança per l’Emergència Climàtica de Paterna i SAB y el CEM Julia de Paterna han realizado un taller de compostaje en el que han participado decenas de familias. En el taller, desarrollado en uno de los huertos ecológicos que gestiona el Colectivo de Jóvenes de la Coma y que tiene un convenio con el Ayuntamiento de Paterna, se ha explicado como realizan el compost en sus huertos a partir de restos de poda de cañas, de plantas de los huertos, de restos orgánicos de las cocinas, etc., y como los microorganismos y las lombrices convierten estos restos en compost de primera calidad que luego sirve para abonar los campos. La materia orgánica que aporta el compost enriquece el suelo en humus y hace que la tierra actúe como una esponja que retiene el agua y el aire. 

Los miembros del CEM Julia han facilitado composteras con lombrices a las familias para que puedan hacer compost casero en sus pisos, y también han animado a quien tenga más espacio a hacer compost aeróbico por el sistema del montón. 

Actualmente van a parar al vertedero miles de toneladas de resíduos orgánicos de las poblaciones que aún no separan la fracción orgánica de los resíduos, como son Paterna y San Antonio de Benagéber. “Enterrar residuos orgánicos que pueden servir para abonar los campos es un despilfarro de proporciones increíbles. Dejamos bajo tierra restos orgánicos que pueden alimentar nuestro suelo y abonamos el suelo con químicos que lo empobrecen y desestructuran. Además, los residuos orgánicos que se tiran al vertedero emiten metano, uno de los principales gases de efecto invernadero; de hecho, su efecto negativo sobre el calentamiento del planeta es 21 veces mayor que el del dióxido de carbono, y en la situación de emergencia climática en la que estamos, no podemos permitirnos seguir así”, han afirmado desde la Aliança per l’Emergència Climàtica, de la que tanto el CEM Julia como otras entidades forman parte. Por eso preguntarán en el próximo pleno municipal cuándo se implantará un sistema de recogida de la fracción orgánica, tanto en Paterna como en San Antonio de Benagéber.

Por otra parte, los asistentes, sobre todo las criaturas, han ayudado a realizar los planteles para las plantas de la próxima primavera de los huertos gestionados por el CEM Julia, donde más de 15 chicas y chicos del barrio de la Coma y de otros barrios de Paterna están aprendiendo las técnicas y los sistemas de agricultura orgánica.

Finalmente, las personas asistentes han comido una paella en la granja Julia, gestionada por el Colectivo de Jóvenes de la Coma. Estas actividades, con la comida incluída, forman parte de una estrategia que para las organizaciones convocantes es muy necesaria: la de crear lazos comunitarios, vínculos entre las personas que vivimos en el mismo territorio y que queremos avanzar organizando de manera más horizontal, creativa y participativa nuestra sociedad, y más ahora que nos enfrentamos a retos importantes como la emergencia climática, que requieren repensar la manera de relacionarnos y de habitar el planeta.

Deja un comentario