El PP elevará al Pleno la petición vecinal de que se cree un espacio habilitado para perros en Lloma Llarga

    0
    Captura de pantalla de la petición de un espacio para perros en Lloma Llarga
    Captura de pantalla de la petición de un espacio para perros en Lloma Llarga

    El Grupo Municipal Popular respaldará, elevándolo al Pleno del Ayuntamiento para que se pronuncien todos los partidos, la solicitud de un colectivo de vecinos de Lloma Llarga de contar con un espacio de esparcimiento para perros.

    El Partido Popular recuerda que este tipo de instalaciones, como la que ya existe en Más del Rosari, fueron una iniciativa del Partido Popular en la que se implicó personalmente la ex alcaldesa de Paterna, Elena Martínez, que recogió la petición tras contactar con diversas asociaciones de animales y con vecinos de distintos barrios que le trasladaron el problema de la carencia de este tipo de instalaciones en el municipio. Desde el Partido Socialista se limitaron a inaugurar la obra impulsada en Más del Rosari por el Partido Popular, pero han olvidado del compromiso existente de ejecutar obras similares en diversos puntos del casco urbano y en otros barrios como LLoma Llarga Valterna y Terramelar”.

    La portavoz popular, María Villajos, advierte que en el caso de Lloma Llarga se están produciendo problemas de convivencia entre los propios vecinos, motivo por el cual un grupo de propietarios de perros ha iniciado una campaña de firmas a través de la plataforma Change.org para que se construya un espacio de esparcimiento canino. Para los populares el Pleno del Ayuntamiento debe comprometerse a su creación en el menor tiempo posible.

    En su escrito esta plataforma advierte que “los propietarios de perros no somos delincuentes, tenemos nuestros derechos” y por ello reclaman que el Ayuntamiento “construya un recinto digno y cuidado para que podamos disfrutar del tiempo que pasamos con nuestros dueños sin molestar a nadie”. Los promotores de la iniciativa advierten que “el barrrio se está convirtiendo en un infierno para nosotros por los problemas de convivencia con el resto de vecinos”. Añaden que “se está extendiendo la costumbre por parte de algunos vecinos de poner carteles ilegales prohibiendo el paso de perros en las zonas que a ellos les molestan, lo cual está creando mucho malestar, nos sentimos rechazados y perseguidos cuando no tenemos culpa de nada”.

    El Grupo Municipal Popular cumple de este modo su compromiso de trabajar en positivo desde la oposición llevando al pleno municipal las cuestiones que preocupen a los vecinos, y buscando el consenso del mayor número posible de fuerzas políticas para que estos proyectos salgan adelante.

    Deja un comentario