Eso parece

    0

    Hace unos días titulé esta columna con aquel ¡Qué país!. Hoy podría hacer lo mismo. Se filtran las cifras del paro, eso parece, de las ganas que se tiene de dar una noticia esperanzadoramente creíble. Se recurren autos judiciales para que, eso parece, no se publique la lista de imputados en un caso claro de corrupción. 

    Cada día se utilizan más términos como “la derecha y la izquierda”, como la mejor y única estrategia de márketing político.

    Jueces protagonistas recordándonos, eso parece, la película: “El bueno, el feo y el malo” y películas del oeste americano en las que los vaqueros eran siempre los buenos y los indios siempre los malos. Diputados y senadores imputados por un juez a los que después de varios intentos de su partido, eso parece, casi hay que darles las gracias por devolver sus actas, es lo que tienen las listas cerradas, que tomaban como propias.

    A la manifestación del uno de mayo acuden cuatro gatos y los sindicatos, eso parece, interpretan su papel con el “no vamos a consentir…”. Aumenta preocupantemente el número de antidemócratas salvadores de España y un velo en un colegio nos intenta distraer, eso parece, del verdadero problema que es la crisis. 

    Esto, eso parece, es este país.

    Deja un comentario