Héctor Garzó, promesa del motociclismo

0

El joven paternero alcanza el primer puesto en Mini GP 4T de la Cuna de Campeones Bancaja y obtiene una beca

El joven paternero Héctor Garzó tiene 11 años y ya despunta en el mundo del motociclismo. Ha sido el primer clasificado en la categoría MiniGP 4T en las pruebas de selección de la Cuna de Campeones Bancaja 2010 que se celebraron el pasado 24 de enero en Cheste, lo que le ha valido una beca del Circuito Ricardo Tormo. Esta beca consiste en una moto, la cuota de inscripción y el mono para correr. 

A la cuna de Campeones se presentaron 120 pilotos de distintas nacionalidades y se concedieron 12 becas y 24 semibecas entre los mejores. La competición dará comienzo el 26 de mayo en el circuito Luis Climent de Cheste, para posteriormente visitar otros circuitos como los de  Villena, Vinaroz o Almenara.

La Cuna de Campeones Bancaja es un campeonato nacional de promoción de jóvenes talentos que lleva en funcionamiento desde 1999 y cada año forma a más de 60 nuevos pilotos, de entre los que han salido pilotos que participan en el Campeonato del Mundo de Motociclismo como es el caso de Héctor Barberá, Héctor Faubel, Sergio Gadea o Nico Terol.

Consta de cuatro categorías minimotos, para pilotos nacidos entre 2000 y 2003, MiniGP 4T, dirigida a chicos y chicas de 9 a 11 años, PreGP 125 con motos para pilotos entre 12 y 17 años y EVO, la última categoría de la pirámide de formación, destinada a pilotos entre 13-17 años.

Este campeonato es una gran oportunidad para jóvenes con proyección como Héctor ya que el ganador de la categoría Mini GP 4T obtendrá una beca para correr en 125 cc.

DURO ENTRENAMIENTO

Héctor Garzó entrena entre cuatro y cinco días a la semana en un pequeño circuito que hay en Paterna con Kike Banyuls, director deportivo de Héctor Faubel. Además del entrenamiento en moto realiza trabajo físico específico pilotos y entrena otras disciplinas como el trial, con el fin de conseguir una técnica y control sobre la moto mayor.

TRAYECTORIA

Sus padres recuerdan que ya desde pequeño le apasionaban las motos. “Su juguete favorito era una moto y prefería ver las motos en la tele que los dibujos”, indica su madre.

Desde que hace tres años pidió una minimoto a los Reyes, Héctor no para de correr. Este no es el primer año que participa en la Cuna de Campeones Bancaja, ya lo hizo en la edición anterior, en la que quedó sexto en las pruebas de clasificación para posteriormente mejorar esta posición durante la competición, en la que logró auparse hasta la cuarta plaza. El resultado de este año, no hace sino afianzar la proyección que está teniendo este joven piloto paternero.

Además de su esfuerzo diario, para progresar, Héctor también toma ejemplo de los más grandes del motociclismo internacional. Del panorama español, le gusta Jorge Lorenzo, pero Valentino Rossi es su mayor ídolo. “Me gustaría ser tan bueno como él y llegar hasta donde él lo ha hecho”, destaca Héctor.

Deja un comentario