Iberdrola deberá replantar hasta tres ejemplares por árbol talado

    0

    El concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Ignacio Gabarda, ha visitado esta mañana las zonas afectadas por los trabajos de poda y tala de árboles que la empresa Iberdrola está realizando bajo sus tendidos eléctricos en el bosque de La Vallesa, dentro del Parque Natural del Turia. Concretamente el concejal ha supervisado los trabajos que tienen lugar bajo las líneas de 132 Kv Eliana-Vilamarxant y Paterna-Oliveral. El edil ha comprobado in situ que los trabajos responden a los términos planteados en la licencia de obras que la empresa tiene concedida por el Ayuntamiento de Paterna, que responde a los requisitos exigidos por el PGOU y normativa en vigor. 

    Ignacio Gabarda ha recordado que según queda especificado en la licencia y en cumplimiento de la Ordenanza Municipal sobre protección del arbolado, “Iberdrola deberá reponer por cada árbol talado uno de igual porte o tres de porte inferior”. La empresa deberá presentar en un plazo de tiempo no superior a tres meses una propuesta de proyecto de restauración para su estudio, aprobación y posterior ejecución. Gabarda recordó además que “Paterna es municipio pionero a la hora de exigir licencia de obras a las empresas eléctricas para este tipo de actuaciones”, decisión que tanto Iberdrola como Red Eléctrica han recurrido ante los tribunales tras una sentencia previa del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Valencia que ampara la competencia municipal a la hora de exigir dicha licencia. El responsable municipal de Urbanismo y Medio indicó que la ordenanza municipal es “mucho más restrictiva y exigente que las legislación autonómica y estatal”, y reconoció que “el Ayuntamiento no puede oponerse a que estas compañías hagan unos trabajos a los que están obligados por Ley para evitar riesgo de incendio, pero sí podemos forzarles a reforestar para evitar que la riqueza y diversidad medioambiental del municipio vaya en retroceso”. 

    COMISIÓN DE TALAS
     
    Ignacio Gabarda se ha reunido a las 14 horas de hoy con la Comisión de seguimiento de Talas, órgano consultivo formado por colectivos vecinales, ecologistas y grupos políticos. El concejal ha dado cuenta a los grupos representados de la obligatoriedad de las actuaciones realizadas, y ha asegurado que se desarrollan sometidas a la supervisión de la Policía Local y personal técnico del Ayuntamiento.  
     
    Los trabajos deben limitarse a la poda o tala de ejemplares cuya copa o ramas se encuentren a una distancia de los conductores igual o inferior a la distancia de seguridad frente a descargas disruptivas y en ningún caso podrán arrasar el monte bajo ni las especies de crecimiento bajo. Esta actuación es la que marca la legislación para las denominadas “líneas de probada seguridad”, circunstancia que la empresa acreditó ante el Ayuntamiento en escrito del pasado 2 de julio en el que Iberdrola reiteró que todas sus líneas “cumplen con la normativa sectorial que les es de aplicación”.
     
    Por ello el Ayuntamiento únicamente le otorgó licencia para actuaciones de poda y talas, sin permitir en ningún caso limpieza de vegetación en las calles bajo los tendidos.  Por lo que respecta a los residuos generados podrán ser triturados y esparcidos por el terreno o retirados de inmediato a planta de tratamiento autorizada.

    Deja un comentario