Los socialistas satisfechos con el anuncio de la inversión británica, pero piden cautela

    0

    Los socialistas han mostrado su satisfacción por la proyección internacional del municipio ante la llegada de un nuevo centro comercial y por la capacidad local de atraer proyectos en tiempos de crisis, siempre y cuando,  repercutan positivamente en la economía y en el empleo.

    Sin embargo, con el antecedente de las negociaciones con IKEA desde 2008, el PSPV prefiere ser cauteloso y prudente con la inversión británica y el futuro complejo comercial “porque se trata de un ambicioso proyecto a largo plazo, que requiere de reclasificaciones de terrenos, de permisos para accesos y de multitud de informes y de trámites administrativos que, inevitablemente, harán que el complejo comercial no esté operativo hasta dentro de unos 10 años. Y con Agustí nunca se sabe”.

    En este sentido, y a pesar de que la Generalitat Valenciana se ha comprometido a agilizar los trámites urbanísticos para la implantación del futuro centro comercial,  los socialistas advierten de que, sólo los trámites administrativos necesarios para la reclasificación de los terrenos de rústicos a comerciales y urbanos llevará, como poco, dos años, entre la redacción del plan parcial, el proyecto de urbanización y el proyecto de reparcelación con sus correspondientes tramitaciones y exposiciones al público. 

    Para justificar su afirmación de que se trata de un proyecto a largo plazo, los socialistas también ponen como ejemplo el parque comercial que la misma firma británica interesada en Paterna está finalizando actualmente en Zaragoza y que ha tardado más de una década en construirse.

    Por todo lo expuesto, desde el PSPV piden a Agustí que sea más prudente y responsable al anunciar este tipo de informaciones para no crear falsas ilusiones y expectativas de trabajo inmediatas en los paterneros y evitar así que comiencen a llegar al consistorio currículums como sucedió con el anuncio de la llegada de IKEA. 

    La noticia de la proyección en Paterna de un nuevo centro comercial ha cogido por sorpresa al PSPV que, aunque se alegra enormemente del proyecto, critica la opacidad y el hermetismo de Agustí, tanto con este asunto, como con el tema de IKEA y la poca información y colaboración que permite a los socialistas en este tipo de negociaciones a pesar de que, para estos temas,  siempre le han ofrecido su ayuda.

    “Los socialistas pensamos que si toda la corporación municipal pudiéramos participar de estos asuntos, la suma de esfuerzos sería mayor y los proyectos podrían fraguarse en menos tiempo y con mayor facilidad”, indican desde el PSPV al mismo tiempo que vuelven a poner a disposición del consistorio y del pueblo de Paterna, como ya hicieron durante las negociaciones con IKEA, un equipo de expertos formado por un abogado urbanista, un ingeniero de caminos, un ingeniero industrial, un economista, un gerente de una multinacional y un experto en relaciones internacionales.
     

    Deja un comentario