El Pleno del Ayuntamiento se divide y suspende la autorización para la instalación del Centro de Menores o cualquier otro de carácter asistencial en Paterna

0
Los vecinos de Montecañada mostraron su oposición a la instalación del centro de menores en el Barrio
Los vecinos de Montecañada mostraron su oposición a la instalación del centro de menores en el Barrio

El Ayuntamiento de Paterna acordó ayer la suspensión temporal de la concesión de licencias y autorizaciones para la implantación de actividades de carácter asistencial en suelo de titularidad privada en todo el municipio. Con el fin de pasar de las palabras a los hechos, en el pleno de ayer se instó a la concejalía de Urbanismo a tramitar de urgencia este acuerdo para poder rubricarlo en una nueva sesión de carácter extraordinario que tendrá lugar el lunes 5 de marzo a las 17 horas. Según la moción, se hará un estudio de las actividades existenciales susceptibles de implantación antes de volver a otorgar licencias, estudio que contará con un proceso de participación ciudadana.

Esta decisión se toma a raíz de las quejas de un importante sector de vecinos de La Cañada contra la instalación de un Centro de Acogida de Menores en Montecañada, posicionamiento que ha recibido más de 2.000 firmas de adhesión. Sin embargo, es una cuestión que ha dividido profundamente a la ciudadanía y a los partidos políticos, como se evidenció en el pleno. Ayer, entre el público se encontraban vecinos de toda Paterna, a favor algunos y en contra otros de la instalación del centro. En algunos momentos los favorables al proyecto lanzaron duros reproches contra los que tratan de evitar su instalación.

En la bancada política se escenificó la misma división. Al Acuerdo del Batán PSOE-Compromís-Pasip le surgió una nueva grieta. EUPV, Pasip y Compromís hicieron frente común para tratar de oponerse a la moción socialista que paraliza temporalmente la instalación de este tipo de centro y cualquier otro de carácter asistencia el suelo privado. Por otro lado, la mayoría plenaria, formada esta vez por PSOE, PP y Ciudadanos logró sacar adelante la iniciativa. Se descartó una propuesta del PP que limitaba aún más las posibilidades de que en el futuro salga adelante el proyecto, a costa de limitar la participación ciudadana al barrio de Montecañada.


Por el lado pro Centro de Menores, el portavoz de EUPV, Javier Parra, lamentó que “se da la bienvenida a Paterna a inversiones con dinero de origen dudoso, pero no a chavales sin recursos”. Frederic Ferri, de Pasip, negó que sean jóvenes conflictivos: “No son delincuentes, sino víctimas”, apuntó. Juanma Ramón de Compromís, añadió que “es obligación de las administraciones dar sustento y protección a estos menores que no tienen familia o no les pueden atender”. Por el otro lado, Jorge Ochando de Ciudadanos indicó que “se debe denegar la licencia por motivos jurídicos ya que hay un cambio de uso, se pasa la edificabilidad, así como otros criterios urbanísticos”. María Villajos, portavoz popular, atacó a la Generalitat por “falta planificación tras romper el modelo anterior, desmantelar la Dirección General de la Infancia y diseminar a los menores por diversos centros”. Paquita Periche, del PSOE, apostó por “dar la voz a los vecinos mediante un proceso de participación ciudadana”. Finalmente, el alcalde, Juan Antonio Sagredo, hizo un llamamiento a “respetar todas las posturas” y defendió la necesidad de reestudiar los usos asistenciales en el municipio, ya que “el Plan General de Ordenación Urbana de 1990 está obsoleto, tal y como está quedando demostrado no sólo con este caso sino con otros”.

No hay comentarios

Deja un comentario