El PP llevará al Pleno Municipal la bajada del IBI al mínimo legal del 0,40

0
La portavoz popular María Villajos
La portavoz popular María Villajos

El Grupo Municipal Popular ha presentado por escrito la incorporación como punto del orden del día para el próximo Pleno Municipal de la reducción del tipo impositivo del IBI al 0’40, mínimo legal. Desde el Grupo Municipal Popular se ha querido esperar para tomar esta medida a conocer la liquidación del presupuesto 2015, que arroja un superávit de 34 millones de euros de remanente de Tesorería para gastos generales. Los populares recuerdan que para los ejercicios 2014 y 2015 el Partido Popular aprobó la reducción del tipo impositivo desde el 0’58 al 0’54 y al 0’48 actual. El Partido Popular llevaba en su programa electoral continuar esta tendencia y situar el tipo impositivo en el mínimo legal, algo que es posible porque desde el año 2013 el remanente de Tesorería es positivo, no así en 2011 y 2012, cuando hubo que tomar medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria en el momento más complicado de la crisis.

La portavoz popular, María Villajos, considera que “no es lógico cerrar ejercicios con superávit presupuestario sin proceder a una reducción de la presión fiscal para los ciudadanos y en este momento el saldo favorable para el Ayuntamiento es de 34 millones de euros, por lo que es posible afrontar este tipo de medidas que favorecerán a todos los vecinos”. Villajos recuerda que “cuando nosotros hemos gobernado se ha reducido el tipo impositivo del IBI siempre que ha sido posible, de un modo responsable y coherente” y añade que “no comprendemos por qué el alcalde se cierra a esta medida teniendo un consistorio perfectamente saneado”.

REVISIÓN CATASTRAL DE 2006

Los populares recuerdan que el problema del IBI viene de lejos, ya que en el año 2006, momento álgido del precio de la vivienda, el entonces alcalde de Paterna, Francisco Borruey Palacios, solicitó a la Dirección General del Catastro una valoración colectiva de carácter general que supuso un incremento ingente de los valores catastrales en todo el municipio. Debido a la cuantía de ese incremento, la aplicación de estos nuevos valores se realizaría escalonadamente en 10 años, a razón de un incremento del 10% anual. El Partido Socialista abandona la alcaldía en 2007 dejando, por tanto un IBI al alza que sólo podía ser corregido mediante la reducción progresiva del tipo impositivo, motivo por el cual el gobierno del Partido Popular fue reduciéndolo del 0,78 vigente en 2006 al 0,48 actual, si bien es cierto que en el año 2012 se incrementó del 0,51 al 0,58, siendo ésta una de las medidas complicadas que tuvo que afrontar el Gobierno Popular para garantizar la estabilidad del Ayuntamiento de Paterna durante la crisis económica.

No obstante, el 26 de octubre de 2011 el Pleno del Ayuntamiento acordó solicitar a la Dirección General del Catastro la elaboración de una nueva valoración colectiva de carácter general (revisión catastral) por haber diferencias sustanciales entre los valores actuales de mercado y los que sirvieron de base para la vigente ponencia. Dicha solicitud tuvo su entrada en Catastro el 21 de diciembre de 2011 y tenía por objetivo equilibrar los valores catastrales al precio real del mercado inmobiliario que había caído en más de un 50% en muchos casos desde el inicio de la crisis económica en 2008.

La respuesta del Catastro fue indicar que, “dado que no se iban a realizar revisiones catastrales de forma inminente, transitoriamente el Ayuntamiento podía acogerse a una reducción de los valores catastrales del 20%”. El Ayuntamiento de Paterna se acogió a dicha opción tras aprobarse por el pleno municipal en 31 de enero de 2013. Este hecho ya suponía una rebaja directa sobre el coste del IBI, pero como dicha medida era considerada insuficiente por el gobierno municipal del Partido Popular y ya se había alcanzado el equilibrio presupuestario e incluso superávit, se procedió a reducir el tipo impositivo del IBI del 0,58 de 2013 al 0,54 para 2014 y al 0,48 para 2015.

Sin embargo, tras la decisión del gobierno de socialista en el ejercicio vigente de no continuar con el camino de reducción del IBI emprendido por el gobierno del Partido Popular en los pasados años, el IBI sigue resultando una carga excesiva para los vecinos del municipio, siendo su reducción una de las principales reivindicaciones vecinales. Por todo ello el Grupo Municipal llevará a pleno una medida que se puede afrontar perfectamente contando con un remanente de tesorería para gastos generales de 34.512.295 euros. No obstante, el Grupo Municipal Popular también pedirá al pleno que apruebe exigir el pago del IBI pendiente a la Generalitat Valenciana así como a las entidades bancarias que no están al día del pago de este impuesto.

No hay comentarios

Deja un comentario