PP y PSOE acuerdan la reelección de María Antonia Moreno como Defensora del Vecino

    5

    El Partido Popular y el Partido Socialista acordaron en el pasado pleno la reelección de la Defensora del Ciudadano, María Antonia Moreno, por un último periodo de cinco años. 

     

    La ratificación en el cargo de la Defensora había quedado bloqueada desde hace siete meses debido a que según los estatutos que rigen su nombramiento era imprescindible la mayoría cualificada del pleno (tres quintas partes de los votos), por lo que no era suficiente la mayoría absoluta del PP.
    Fue en el pleno del mes de septiembre cuando el PP llevó al pleno la reelección de Moreno. Todos los partidos políticos con representación mostraron su respeto por la labor realizada hasta la fecha, pero los grupos PSOE, EU y Compromís anunciaron que votarían en contra, motivo por el cual el asunto se retiró del orden del día. 
     
    CAMBIOS EN LOS ESTAUTOS
    Tras siete meses sin avances, los populares anunciaron, con el objetivo de desbloquear el nombramiento, una modificación de los estatutos para que pudiera aprobarse por mayoría simple del pleno. Esta modificación no llegó a producirse pues a última hora el PSOE comunicó que votaría a favor de la reelección. El cambio de opinión de los socialistas, rompiendo el “bloqueo” que ejercían los tres grupos de la oposición, desató las críticas Compromís. “Acusamos a los dos partidos mayoritarios de tejer un lío con beneficios para los dos grupos, a expensas del nombramiento de la Defensora del Vecino”, indicaron desde esta formación. El mismo grupo desveló que hubo conversaciones entre las formaciones PP y PSOE, según las cuales los socialistas votarían a favor de Maria Antonia Moreno a cambio de que a los tres años le sucediera en el cargo la actual concejala socialista María Ángeles Maches. Desde el PP confirman que esta propuesta socialista se estudió como fórmula para alcanzar un consenso, pero finalmente fue descartada pues “no se consideró oportuna”. Desde EU también parecieron descolocados con el cambio de posición del PSOE, aunque consideraron que debía haberse realizado un proceso más participativo, lo entendieron como una forma de evitar que se modifiquen los estatutos para el nombramiento de la Defensora.
    Ajena a esta polémica la Defensora del Vecino, indicaba a través de su web su deseo de “renovar nuestro compromiso de independencia, de cercanía, de fomento de buenas prácticas y sobre todo, nuestro compromiso de trabajar de modo incansable por y para el vecino de Paterna”. Es destacable que durante los siete meses en el que estuvo en el aire su reelección la Defensora decidió no abandonar el cargo “por respeto a los vecinos”. La Oficina de la Defensora del Ciudadano ha tramitado centenares de quejas de los vecinos, convirtiéndose en una institución que trata de mejorar la labor de funcionarios y políticos y recibiendo múltiples felicitaciones  de los vecinos a los que ha ayudado a resolver problemas con la Administración. 

    5 Comentarios

    1. Más acuerdos de estos son necesarios con los tiempos que corren. Necesitamos políticos responsables que sean capaces de llegar a acuerdos.

    2. Una gran noticia para nuestro pueblo. Gracias a los dos grandes partidos por este consenso, la ciudadanía os está agradecida.

    Deja un comentario